Blog

El 'kobido' es una terapia alternativa en auge que proporciona belleza y bienestar a través de un masaje facial que activa la circulación y reafirma la musculatura

Antiguo camino de la belleza. Esa es la definición de  kobido, término que define una disciplina ancestral que reúne belleza, arte y salud y que se realiza mediante un masaje facial que aporta grandes beneficios para el rostro. Cuenta la leyenda que los samuráis recibían este masaje al volver de las batallas para potencias la fuerza interior y calmar el espíritu. La técnica llegó a oídos de una emperatriz nipona que descubrió que también servía para mejorar la belleza, y la ocultó del mundo para convertirla en el secreto de belleza de la realeza.

Más allá de la leyenda, este masaje ha trascendido fronteras y se ha popularizado como una de las terapias naturales más potentes. Mariona Aupí, músico y experta en la disciplina kobido, describe esta  técnica como la fuente del bienestar y la belleza. Relata a LaVanguardia.com cómo este masaje ayuda a equilibrar al individuo, física y psíquicamente, y que ésta es la auténtica clave de la belleza eterna.

Eres conocida por tu trayectoria musical, pero ahora te dedicas a la práctica del masaje Kobido. ¿Qué te llevó a adentrarte en esta disciplina?

Crecí en un ambiente dónde mi madre y mi hermano son terapeutas, y utilizan las manos para curar. Por otro lado, siempre he tenido una fuerte inquietud por el bienestar en general y, concretamente, por la salud de la piel. La piel es el gran espejo y es el órgano con el que nos comunicamos con el mundo. Todo esto me motivó a descubrir el masaje kobido, una disciplina ancestral mágica, que reúne belleza, arte y salud.

¿Qué diferencia el masaje Kobido del resto de masajes?

Tocar con las manos un rostro es sinónimo de cuidar. Es un gesto maternal que recibimos sobre todo de pequeños y que nos relaja. El masaje kobido rescata ese poder relajante que aportan las manos al rostro y ayuda al individuo que experimente un ‘reset’ mental que le aporta energía y equilibrio.

Hoy en día la sociedad peca de estrés...

Sin duda alguna. Actualmente tenemos muchas tensiones que se acumulan en la cara y que contracturan la musculatura facial afeando la expresión. Este masaje, descontractura y saca a flote la belleza verdadera. Es un masaje que a la vez es preventivo, terapéutico y estético. Estimula la capacidad natural del cuerpo de autoprotegerse y autosanarse.

¿De dónde procede este masaje?

Es una combinación de los principios de la medicina tradicional asiática. Que empezó en China y más tarde se desarrolló en Japón. Con el tiempo se ha ido perfeccionando y actualizando.

Se dice del masaje Kobido que tiene la capacidad de reafirmar la dermis, hacer un efecto lifting al rostro y rejuvenecer, ¿cómo puede un masaje repercutir en el estado de la piel?

La técnica trabaja la musculatura facial, la descontractura y también la tonifica. De ésta forma se reafirman los músculos y se redefine el óvalo facial. Además, el masaje apor estimula la circulación y ejerce un drenaje linfático natural. En el primer caso, se activa el colágeno y la elastina de la piel, y favorece así la auto-regeneración del tejido. En cuanto a lo segundo, se elimina la re retención de líquidos y las toxinas acumuladas, dando frescura y juventud a la piel.

¿Cómo se realiza una sesión de Kobido?

El masaje dura aproximadamente una hora. Se empieza por la zona cervical, para descontracturar y oxigenar toda la cabeza. Luego sigue por la parte de delante del cuello, los dos lados de la cara y el centro. Termina con drenaje linfático y shiatsu, en el que se activan los puntos tsubo, que son aquellos donde terminan los meridianos energéticos que atraviesan el cuerpo de los pies a la cabeza. En esta última parte, se equilibra la energía de todo el cuerpo.

¿Cada cuánto se aconseja recibir el masaje Kobido?

Con un plan de 7 sesiones en semanas consecutivas, se nota una mejoría global y se pueden apreciar la mayoría de sus propiedades. Hacerlo de manera periódica, garantiza una muy buena calidad de la piel, además de prevenir enfermedades.

También se puede realizar antes de eventos importantes en los que se busca estar radiante, relajado y con muy buena energía –como una boda, fiesta o viaje-. Y sobre todo lo aconsejo para después de un período exhausto de mucho trabajo, una bajada emocional, un ayuno terapéutico o como complemento de una dieta detox.

 ¿Por qué diría que es importante preocuparnos por nuestra piel y, en particular, por nuestro rostro? ¿Cuestión de belleza o de salud?

Nuestra piel es el órgano que nos comunica con el exterior. A través de ella recibimos muchos estímulos pero también es un espejo de nuestro interior, refleja nuestra salud.

Para los japoneses, la belleza es un equilibrio entre lo físico y lo psicológico, lo interno y lo externo. Y ese tipo de belleza es la que actualmente nuestra sociedad cada vez más, empieza a entender como la verdadera. Es la belleza que perdura, y de ésta forma se puede estar bello a cualquier edad.

Más allá de aspectos de belleza… ¿Qué beneficios tiene el Kobido para nuestra salud?

Previene enfermedades, mejora la calidad de vida, relaja, mejora la calidad del sueño, aumenta la autoestima...

En todas tus sesiones utilizas exclusivamente productos de cosmética orgánica, ¿qué importancia tienen el tipo de productos que se emplean en la realización del Kobido?

Para mí es importantísimo utilizar productos orgánicos de muy buena calidad. Los cosméticos y el kobido producen una sinergia, un efecto más grande que la suma de sus propiedades. Tienen que ser muy buenos y no tener ningún tipo de residuo químico, ya que sino estaríamos intoxicando la piel y no cuidándola.

Cada vez hay más auge de las ‘terapias alternativas’, ¿qué beneficios aportan a diferencia de la medicina convencional?

Tienden a contemplar el ser de una forma más completa, valorando en los diagnósticos el estado del aura, los canales energéticos, la repercusión de nuestros sentimientos y pensamientos somatizados en enfermedades, etc.... En este sentido, van más allá que la medicina convencional. Además, recuperan el poder original de la naturaleza a la hora de sanar, algo que nuestra sociedad tenia olvidado, o tapado.

¿Considera que hay suficiente conocimiento sobre el Kobido o que es una técnica que aún es muy desconocida en la península?

Veo que en España es una técnica muy desconocida aunque cada vez hay más interés. Tengo clientes de Alemania, Austria, Francia y Holanda que me comentan que en sus países empieza a estar en auge.

¿Qé cree que busca la gente cuando acude a una terapia alternativa como lo es el Kobido?

Muchas personas al principio buscan un resultado estético inmediato y luego ven que la terapia va más allá. Quien prueba un plan de sesiones frecuente, suele terminar sorprendido y experimentando cambios que no sospechaba.

El mundo de la cosmética siempre ha estado dominado por las grandes compañías de productos, ¿es necesario un cambio en la cosmética?

Un cambio en el mundo de la cosmética es vital para nuestra salud. Esto lo he visto claro trabajando con Julia y Marie, fundadoras de LE PURE, la línea de cosmética orgánica con la que trabajo en mis sesiones. Ellas me han abierto los ojos y me han enseñado que es importante escoger cosméticos naturales que no lleven aditivos innecesarios para la piel y que los ingredientes sean de la máxima calidad. Tenemos que concienciarnos y pasarnos a una cosmética sostenible, tanto para nuestro bien como por el de nuestro planeta. La naturaleza tiene verdaderas joyas que hacen milagros, sólo hay que estar abiertos a descubrirlas.

Fuente: http://www.lavanguardia.com/de-moda/belleza/facial/20150414/54429591423/masaje-kobido-beneficios-belleza-facial.html#ixzz3XTgC0pF5